Abogado penal Madrid: Delito de coacciones

Abogado penal Madrid: Delito de coacciones

Abogado Penal Madrid le explica en qué consiste el delito de coacciones y qué penas puede acarrear.

¿Qué es el delito de coacciones?

El delito de coacciones es un tipo de delito incluido en el Código Penal, dentro de los delitos denominados “contra las personas
Desde el punto de vista del Derecho Penal, se entiende por coacción al empleo de la fuerza contra una persona con el objetivo de que o bien lleve a cabo determinada acción o bien no lo haga (siempre y cuando no se trata de una acción tipificada como delito) , en contra de los propios deseos de la persona. De esta forma, mediante la coacción, se coarta la libertad de actuación de una persona, obligándole a actuar de una forma que no desea.
Desde Abogado Penal Madrid nos gustaría aclarar que, cuando se habla del empleo de fuerza o el empleo de la violencia, no solo se refiere a la violencia física o psicológica, sino a todo tipo de intimidación que se lleve a cabo contra la persona.

Como en la mayoría de delitos, existen un carácter leve o un carácter básico o agravado a la hora de valorar la comisión de este tipo. La calificación como uno u otro dependerá de las circunstancias que rodean al hecho y el nivel de gravedad de las mismas.

Tras la reforma del Código Penal de 2015 lo que antes se consideraba una falta ahora tiene consideración de delito, lo que significa que quién sea acusado de ello contará con antecedentes penales.

¿Qué penas conlleva el delito de coacciones?

Desde Abogado Penal Madrid le recordamos que las penas que se impongan por la comisión de un delito dependen se mueven por un margen determinado por la ley, y dentro del mismo variarán en función de la gravedad con que se califique.
El delito de coacciones leves está penado con una multa de uno a tres meses.
Sin embargo, el tipo de delito de coacciones básico o agravado puede estar penado con una multa de 12 a 24 meses o bien pena de prisión de seis meses a tres años, en función de la gravedad del delito.

Como para la mayoría de delitos, la legislación en materia penal establece una serie de agravantes que, en caso de quedar demostrado en el juicio, aumentarán la pena impuesta.
Con respecto al delito de coacciones se consideran agravantes:

– Impedir a la persona coaccionada ejercer un derecho considerado como fundamental
– Impedir el legítimo disfrute de la vivienda

En estos supuestos la pena que se impondrá será en su mitad superior.

Hay que tener en cuenta que para que una persona sea juzgada por este delito será necesaria la existencia de una denuncia previa de la persona agraviada o su representante legal. En ese sentido, Abogado Penal Madrid puede ayudarle a interponer la denuncia correspondiente así como ofrecerle todo tipo de asesoramiento legal.
Existe una excepción a esta necesidad de denuncia previa: cuando la coacción se realice sobre personas señaladas por la ley como: cónyuge o pareja sentimental, hijos, padres, hermanos

Si, usted o alguien de su entorno se ha visto implicado en algún caso de coacciones, no dude en contactar con Abogado Penal Madrid para solicitar asesoramiento y soporte legal. Como abogados penalistas estamos habituado a este tipo de procedimientos y luchamos por los intereses de nuestros clientes.


Leave a reply

Copyright © 2016 Abogados Grande - Abogados penalistas en Madrid
Aviso Legal

Abogados penalistas en Madrid