Delito de robo con violencia e intimidación

El artículo 242 del código penal regula el delito de robo con violencia o intimidación en las personas. La pena que se aplica a este tipo de delito es de dos a cinco años, independientemente de la pena que correspondería si se ocasionaran lesiones.

Es requisito para que se de este tipo de delito, un apoderamiento de cosas muebles ajenas mediando intimidación o violencia en las personas físicas. Además, el empleo de la violencia e intimidación tiene que estar directamente relacionada con el desapoderamiento. El perjudicado no quiere entregar el bien, pero lo entrega debido a que le están intimidando para que lo haga o usando la fuerza.

La violencia supone haber utilizado fuerza física sobre una persona, como por ejemplo, un empujón, inmovilización, derribo, etc.

Pero la jurisprudencia también entiende que se ha utilizado violencia, cuando se utilizan medios para dejar inconsciente a una persona, por ejemplo con somníferos, puesto que la finalidad es la misma, esto es, el desapoderamiento anulando la huída.

La intimidación consiste en anunciar un mal personal, inmediato, grave y posible. Este anuncio ha de inspirar miedo en el perjudicado. Hay que examinar el comportamiento del sujeto activo, ver si su actitud puede llevar a provocar ese miedo. Esto es algo muy subjetivo y habrá que atenerse a cada caso en concreto. Hay que tener en cuenta las circunstancias que rodean al sujeto pasivo. Bastarían frases intimidantes o amenazadoras, las cuales han de ser idóneas para la consecución del desapoderamiento.

La intimidación, por lo tanto, puede producirse de forma expresa amenazando con un mal, pero también de forma implícita, esto es, cuando por ejemplo existe una situación de superioridad en el sujeto activo. El Tribunal Supremo califica como robo con intimidación en las personas el supuesto en el que unos policías sustrajeron una cantidad de dinero mientras registraban el coche de unos extranjeros, por el hecho de estar los policías en una situación se superioridad respecto a los propietarios del vehículo.

Nuestros abogados penalistas de Madrid pueden defenderle ante una acusación de delito de lesiones

Copyright © 2016 Abogados Grande - Abogados penalistas en Madrid
Aviso Legal

Abogados penalistas en Madrid